ICTUS


Ofrecemos terapias para personas que han visto sus funciones afectadas tras sufrir un ictus. La terapia consiste en reeducar dichas funciones, con el fin de mejorar a todos los niveles (motor, cognitivo, afectiva, funciona, socio-familiar), y mejorar así su calidad de vida.
 
 

PARKINSON


Para las personas que sufren Parkinson, ofrecemos un tratamiento de los síntomas tales como trastornos de la marcha, temblores, alteraciones de la postura y el equilibrio, cambios en el habla, etc. Con el fin de mejorar la funcionalidad de la persona afectada.
 
 

ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS


Tratamos diferentes tipos como Esclerosis Múltiple, ELA, Miotonía de Steinert, Ataxia de Friedrei, etc. La terapia es integral para mejorar el estado del paciente y frenar la evolución de la enfermedad.
 
 

DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO


En este caso, el tratamiento consiste en reeducar las funciones perdidas debido al daño cerebral, mejorar la calidad de vida y volver a aprender funciones necesarias para desenvolverse en su día a día.
 
 

PARÁLISIS CEREBRAL INFANTIL


Realizamos tratamientos individualizados en base a las características de cada niño o niña, basados en el aprendizaje y la educación conductiva con el objetivo de proporcionar una evolución en el desarrollo general del niño o niña.
 

LAS TERAPIAS INCLUYEN

 
 

ESTRUCTURA DE LAS SESIONES

En cada sesión de la terapia, el profesional explica el contenido así como los objetivos que se pretenden conseguir. Después, se procede a realizar las tareas propuestas. En todo momento, el profesional utiliza, entre otras cosas, como herramienta, el tono de su voz. La intención rítmica es una facilitación que se adecúa al grupo o personas que están recibiendo la terapia. Todos los ejercicios propuestos se realiza en diferentes posiciones: de pie, tumbado, sentado (con tareas manipulativas), en marcha... También se trabajan habilidades mentales, como la agilidad y la memoria, así como ejercicios que mejoran la coordinación y la manipulación.